. . .

T’Pau, Go West, Nik Kershaw

 St. Albans Arena,  26/11/2015

Nos encontramos en el St Albans Arena, preparados para la fiesta de los 80, de la mano de tres leyendas.

El
concierto comienza con Carol Decker , vocalistica de T’Pau, todavía con
una voz arrolladora
y con soltura en unos tacones de vértigo. Ella es la encargada de
calentar el ambiente, mientras se va llenando poco a poco el recinto.
Temas como: Sex Talk, Secret Garden, Read My Mind, Misbelieving,
Valentine, Heart and Soul, China In Your Hand, suenan
no sólo en el ambiente, también en la memoria de todos los presentes.
Después
de una breve pausa viene el plato fuerte, Nik Kershaw y Go West toman
el escenario con una impresionante versión del
tema de Tears For Fears ‘Everybody Wants To Rule The World’, con lo que
consiguen la atención incondicional de todos los presentes.
Los éxitos de ambos artistas se suceden , interpretados en una
simbiosis perfecta: ‘Call Me’’, Faithful’ , ‘Wide Boy’ , ‘Don Quixote’.
Un
momento especialmente interesante de la noche, cuando Nik introduce el
tema‘The One And Only’,
interpretado en su día por Chesney Hawkes, y que no mucha gente conoce
que fue compuesto por Mr Kershaw. Aprovechó el momento para dar las
gracias a Chesney por haberle hecho ‘casi millonario’ cuando grabó el
tema, ‘¿quién
podía haber imaginado el enorme éxito que llegaría a tener?’
Continuamos el viaje por el tiempo con ‘Crazy’, ‘Don’t Look Down’, ‘Black and Gold’, ‘Dancing
Girls’, ‘When A Heart Beats’, ‘Wings’ , ‘Let Love Come’, ‘Nobody Knows’, ‘Missing Persons’
Y
el colofón final, con todo el mundo ya en pie , saltando,
bibrndo , coreando como una sola voz los ya míticos ‘The Riddle’, ‘King
of Wishful Thinking’, ‘We Close Our Eyes’ y como no, ‘Wouldn’t It Be’.
Tras
el concierto tenemos
la suerte de poder cruzar unas palabras con Peter Cox (Go West) y Nik
Kershaw, que atienden muy amablemente a los que se acercan a saludar y
dar las gracias por haberles llevado, aunque haya sido por tan sólo unos
minutos, de vuelta a tantos buenos
recuerdos.
Nos volvemos a casa sin poder controlar unos pies que todavía se mueven al ritmo inolvidable de los 80.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Social profiles

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!