. . .

‘Una Velada Con Martin Kemp’, Madrid, 23/06/2016

          
Desde aquí dar las gracias a
Martin Kemp, que se trasladó hasta Madrid el pasado día 23 de junio para colaborar
con ‘Voluntarios de La Cebada’.
En los Cines Princesa de la
capital, tuvo lugar ‘Una Velada con Martin Kemp’, única aparición de este
estilo que el bajista del mítico grupo Británico, Spandau Ballet, ha realizado
fuera del Reino Unido, , y patrocinada entre otros por EasyJet.
Martin compartió con el público
asistente experiencias y anécdotas de su infancia, del grupo, de su carrera
como actor y de su lucha contra la enfermedad, mientras en la pantalla 
podíamos ver un variadísimo álbum de fotos. 
Martín cuenta, entre risas, que fue su madre la que le
metió en el grupo,  el manager de la formación, Steve Dagger, sugirió a
Gary Kemp sustituirlo por su hermano, ya que era uno de los hombres más guapos
que jamás había conocido. Gary se negó a tener a su hermano pequeño en el
grupo, hasta que su madre le dio un ultimátum, ‘o tu hermano entra en el grupo,
o tu tampoco sales para tocar en esos conciertos’.
Conoció a su mujer, Shirlie ,  con la que lleva más de 30 años, en un concierto al que asistió
con Steve Norman, y le dio su número. Shirlie fue una de las coristas del grupo
Wham, y más tarde parte del dúo Pepsi and Shirlie. Amiga desde la adolescencia
de George Michael, sería esté quién la convencería de llamar a ‘ese chico tan
guapo’. Shirlie llegó una hora tarde a su primera cita, y para gran sorpresa de
Martín,  apareció acompañada por George,
del que no se pudieron librar en toda la velada. Cada vez que conseguía
apartarla  a un rincón para estar solos,
a los pocos segundos aparecería él. Hoy en día George sigue siendo  uno de los amigos íntimos de la pareja.
Preparándose para hacer la película de Los Kray, acompañó a
Gary a visitar a Ronnie en prisión. Salió muy impresionado, entre otras
razones,  por tener al destripador de
York en la mesa de al lado. Y  por como
Ronnie les contó que, después de un tiroteo, siempre escuchaban las noticias en
la radio para  averiguar si la persona a
la que habían disparado había muerto o tenían que volver a intentarlo Siempre
se negó a conocer a Reggie.
Durante la grabación de la película recuerda como los
componentes de la antigua banda de los hermanos Kray venían a observarles .
Y  en especial como Charlie Kray,
durante la grabación de la escena en la que pega violentamente a un hombre
sobre el capo del coche donde le espera su esposa, le gritaba ‘dale una de mi
parte’, porque había tenido algún tipo de altercado con el actor en cuestión.
Mientras grababa una película en la zona de las fabelas, la
más peligrosa de Río de Janeiro, al bajar hacia la ciudad un día con sólo el
chofer en un buen coche, les metieron una mágnum de plata por la ventana y les
obligaron a bajar del coche a gritos. Estaba seguro de que les iban a matar, ya
que era territorio de las bandas más violentas, cuando de repente él que le apuntaba
le miró fijamente y le comenzó a hablar muy deprisa en portugués, sólo
consiguió entender ‘Spandau Ballet’. Pareció reconocerle  como miembro del grupo y le pidió un
autógrafo, y les dejaron marchar. Una experiencia que no podrá olvidar mientras
viva.
Durante la grabación de un episodio de la serie de
televisión ‘The Outerlimits’, en la que fue caracterizado con una calva, se dio
cuenta por primera vez de  un bulto en
la cabeza. Un examen medico reveló que tenía un tumor del tamaño de un pomelo
que llevaba creciendo unos 10 años. Lo tenía justo debajo del hueso y, aunque
resulto no ser cancerigeno, lo hubiera terminado matando  al seguir creciendo. Tenía  que ser extirpado.
Una vez pasado el post operatorio había que decidir que
hacer con un segundo tumor  situado en
el centro del cerebro, para lo que no había operación ni tratamiento. Su mujer
se negó a admitir la derrota e investigó por su cuenta hasta que descubrió un
tratamiento experimental que destruía el tumor gracias a un láser muy preciso.
Una de esas máquinas se encontraba en un hospital de Londres, y decidieron
intentarlo. La máquina era tan vieja que se estropeó mientras estaba el metido
dentro. El tratamiento  fue un éxito y
consiguió recuperarse.
Una de las anécdotas más divertidas , de sus comienzos
cuando con el bajista de la formación, Steve Norman, al que no paraba de llamar
‘guapo’, le convenció para usar la sauna del hotel en el que se encontraban en
Alemania. Le explicó que todo el mundo allí entraba desnudo, y como tenía que andar
descalzo sobre unas piedras que había en una especie de recipiente alargado en
un pasillo, tratamiento, según Norman, para quitar las durezas de los pies. En
medio de dicho ‘tratamiento’ fueron llamados la atención por una señora ‘muy
gorda’ que no entendían porque estaban pisoteándole las plantas. Fue entonces
cuando se dieron cuenta que ya no se encontraban en la sauna, sino en un
pasillo fuera de ésta. 
La nota más triste, fue cuando explicó que tanto él como su
hermano Gary, estarían encantados de volver a subirse al escenario con Spandau
Ballet mañana mismo, pero que el grupo lo forman cinco personas y que las cinco
tienen que estar de acuerdo para hacerlo. ‘Cuando estamos de gira somos los
mejores amigos, pero en cuanto aterrizamos en Heathrow y recogemos las maletas
de la cinta, dejamos de hablarnos’.
Los beneficios recaudados, más de 2.000
euros entre entradas y merchandising, serán destinados íntegramente, a la
compra de alimentos para distintas asociaciones madrileñas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Social profiles

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!