Paul McCartney, Vicente Carderon , 02/06/2016


Aquí estamos, preparados para disfrutar de una leyenda viva del pop, el gran , el único, Sir Paul McCartney.
Comienza los acordes de ‘A Hard Day´s Night’ y el Beatle salé al escenario, el público lo aclama y canta con él. Desde luego una noche dura, no va a ser, todo lo contrario, promete ser una de esas experiecias  únicas que terminaremos contando a nuestros hijos y nietos. ‘Yo estuve allí cuando McCartney...’
‘Save Us ‘, ‘Can´t Buy Me Love’, ‘Letting Go’, ‘Temporary Secretary’, ‘Let Me Roll It’, ‘I´ve Got a Feeling’, los temas se suceden, la gente los corea, los baila, los conoce todos. Entre canción y canción Sir Paul nos habla (leyendo las notas que tiene por todo el escenario) , en perfecto castellano y con muy buena pronunciación. ‘Está es de los Wings, está de los Beatles,...’ ‘Y está es especial dedicada a mi mujer Nancy, My Valentine’. 



Las más emotivas , las que dedica a los que ya no están : ‘Maybe I´m Amazed’, para la compañera de su vida, Linda McCartney, ‘Here Today’, en homenaje a ‘mi amigo’ John Lennon, y ‘Something’ al inolvidable George Harrison. Sin olvidarnos de ‘Love Me Do’ dedicada a George Martin.
‘Nineteen Hundred and Eighty-Five’, ‘We Can Work It Our’, ‘In Spite of All the Danger’, ‘You Won´t See Me’, ‘And I Love Her’, ‘Blackbird’, ‘Give Peace a Chance’, la energía McCartney es arrolladora. Se desplaza de un piano a otro, cambia de guitarras, se queda totalmente sólo en el centro de un escenario que lo eleva hacia el cielo de Madrid.

‘Queenie Eye/Give Peace a Chance’, ‘The Fool on the Hill’, ‘Lady Madonna’, ‘FourFive Seconds’, ‘Eleanor Rigby’, ‘Being for the Benefir of Mr. Kite’, ‘ Ob-La-Di, Ob-La-Da’, ‘Back in The U.S.S.R.’, ‘Let it Be’, ‘Live and Let Die’, ‘Hey Jude’. Clásicos de la música que suenan en la noche de la capital para deleite de todos los presentes y, con toda seguridad, de los que se encuentran en las proximidades del estadio.

Tras un pequeño, muy pequeño descanso, el grupo vuelve al escenario para la recta final, el tan esperado ‘Yesterday’ , ‘Hi, Hi, Hi’ tras el que Paul invitó a una pareja a subir al escenario para que él le pidiera matrimonio. ‘Birthday’, ‘Golden slumbers’, ‘Carry That Weight’ y, la más profetica de todas ‘The End’.

La gente seguía coreando las canciones mientras despejaban el estadio, por las escaleras, por la calle, por todos los lados se podían escuchar esos  himnos legendarios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Javier de Pecos , 'Sigo Aquí'

Tony Hadley, Festival Mil-lenni